9 de mayo de 2013
Pastor Gérald Fruhinsholz

Israel festejó ayer el día de Jerusalén. El 8 de mayo de 2013, 28 de Iyyar de 5773 del calendario hebráico, señala este año Yom Yerouchalaïm, el día de Jerusalén, el aniversario de la liberación y de la reunificación de la capital de Israel, tras los duros combates de la Guerra de los Seis días, en junio de 1967.


Yom Yerushalaïm

¡De qué manera tan especial resuena este nombre en el corazón de los creyentes bíblicos y en primer lugar en el corazón del pueblo judío! Obviamente, porque esta ciudad fue, hace 3000 años, la del rey David y será la del Hijo de David, el Mesías y el Rey durante Su próximo reino. ¿No será por eso que Jerusalén está tan codiciada por todas las naciones?…



Esta ciudad era una joya para D.ios quien pactó una alianza con ella: « Entonces tu fama se divulgó entre las naciones por tu hermosura, que era perfecta, gracias al esplendor que yo puse en ti’–declara el Señor Dios. »– Ezequiel 16:14. Ocurre antes de que la ciudad cayera en la idolatría y la prostitución, nos dice Ezequiel, luego el castigo de D.ios fue terrible. La Historia nos lo revela: depués de su destrucción total por segunda vez, esta ciudad fue ocupada y pisoteada por las naciones durante 19 siglos – el último « colono » fue Jordania. Sin embargo, este mismo profeta añade que el pacto divino es infalible, D.ios se lo recuerda a Jerusalén:« Sin embargo yo tendré memoria de mi pacto que concerté contigo en los días de tu juventud, y estableceré contigo un pacto eterno ».


En la Biblia, Jerusalén aparece como una novia, y sin alterar el texto, podemos considerra que esta Jerusalén/Sión está personificada por Israel. ¿Qué dice D.ios al pueblo judío, a Israel? – « Haré con ellos (el pueblo judío) un pacto de paz; será un pacto eterno con ellos. Y los estableceré, los multiplicaré y pondré Mi santuario en medio de ellos para siempre. Mi morada estará también junto a ellos, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo ».– Ezequiel 37:27.

 

¡No hace falta ser muy listo para realizar que no es « por casualidad » que la ciudad de Jerusalén ha sido devuelta a su verdadero dueño – Israel- durante la Guerra de los Seis días! La fecha del 7 de junio de 1967 (el 28 de Iyyar de 5727) está inscrita en las estrellas, al igual que el restablecimiento del Estado hebreo el 14 de mayo de 1948. Después de 2000 años de exilio, y durante una guerra relámpago y « bíblica », Israel volvía a recuperar su ciudad. ¿Cómo extrañarse que Israel haga de Jerusalén reunificada la « capital eterna e indivisible del pueblo judío?» ?…


Regocijarse con Israel…

Existen pasajes bíblicos que demuestran lo importante que es regocijarse con Israel: « Para que yo vea la prosperidad de Tus escogidos, Para que me regocije en la alegría de Tu nación, para que me gloríe con Tu heredad. » -Salmo 106. Leemos también en la Torá (Deut 32:43) esta exortación: « ¡Regocijaos, naciones,(goyim) con su pueblo ! ».

 

De modo que, imitando a los jóvenes de las yechivot (escuelas judías) que cantan y que bailan por las calles de Jerusalén o delante del Kotel, regocijémonos con Israel durante estos días de alegría!

 

Yom Yerushalaïm samea’h !

Traducción :Esther KWIK


Print Friendly, PDF & Email