15 de agosto de 2012
Pastor Gérald Fruhinsholz

Cuando los judíos empiezan a abandonar un pais, es motivo de preocupación para este, esto significa que la bendición se va… Es un hecho evidente que los judíos y sus comunidades fueron de bendición para el mundo. Y esto es así, no sólo porque lo dice la Biblia, sino porque sencillamente la historia lo demuestra. Cuando los países europeos expulsaban a los judíos tras haberlos expoliado, éstos siempre dejaban una puerta abierta para que regresaran ya que sabían muy bien que los judíos representan una élite y una riqueza en muchos aspectos.


Noruega es la que, hoy en día, por desgracia « inaugura » este triste proceso de expulsión que recorrió la historia de la diáspora judía : debido a las circunstancias y en particular por el antisemitismo nutrido (o no) por un creciente Islam, Noruega ve como sus judíos se van. Gracias a Dios, existe un pais, Israel, que los puede acoger. Noruega, y todos los demás países de Europa que están en la lista de « expulsadores » no dejan por ello de ser culpables. Se establece como un sistema de vasos comunicantes : cuanto más crece la inmigración musulmana, más progresa el aliyá judío.


En 1939, 1800 judíos vivían en Noruega. Después de ser invadida el 9 de abril de 1940 por las tropas nazis, Noruega estuvo dirigida durante un tiempo por el régimen colaboracionista de Vidkun Quisling. En la actualidad, el Primer Ministro noruego Jens Stolenberg se disculpó pidiendo perdón por haber entregado judíos a los nazis. En Noruega se detuvieron y deportaron a 772 judíos durante la guerra ; sólo sobrevivieron 34.


Actualmente la situación empeoró, como en Dinamarca y en Suecia, con el crecimiento espectacular de la inmigración « musulmana ». Pero no sólo es culpable el Islam, tal y como lo describe Bruce Bawer – ver el artículo (escrito en nov de 2011) traducido en la página web de Debriefing.com :

 

«  En Noruega, el antisemitismo se muestra mucho más virulento entre la élite intelectual, los académicos, los intelectuales, los escritores, los periodistas, los políticos y los tecnócratas ; pero también es cierto que se fue filtrando poco a poco en gran parte de los hogares noruegos, a través de los medios de comunicación y de las escuelas, aunque la mayoría nunca se haya cruzado con un judío.

… Según algunas informaciones, el Gran Rabino de Oslo recibe día tras día un montón de cartas con insultos. Durante la guerra de Gaza, a un gran periódico noruego le costó mucho encontrar a judíos noruegos que quisieran expresarse en público, y sin reparos, acerca de esa guerra : decían que temían las represalias. Los universitarios noruegos intentaron poner fin a cualquier contacto con las universidades israelíes. Militantes noruegos alentaron el boycott a los productos israelíes. En las escuelas, se está practicando una intimidación de naturaleza antisemita a gran escala. De vez en cuando, un profesor ilustre, un activista, o un autor famoso, escriben un artículo punzante, o pronuncian un discurso agresivo, nocivo, para denunciar a Israel y para insultar a los judíos, con total libertad. No corren el riesgo de recibir ni golpes, ni de ser heridos de forma corporal u otra, totalmente a lo opuesto de lo que ocurriría si por ejemplo se expresaran abiertamente contra el Islam […]

 

Aunque la Biblia esté a favor del aliyá de los « hijos de Israel », creo que existe un gran número de noruegos cristianos o láicos que no tienen ningún problema con sus comunidades judías, más bien todo lo contrario. A saber si estos séran capaces de defenderlos, de cuidarlos, de amarlos…


« Y sucederá en aquel día que el Señor trillará desde la corriente del Eufrates hasta el torrente de Egipto, y vosotros seréis recogidos uno a uno, oh hijos de Israel.Sucederá también en aquel día que se tocará una gran trompeta, y los que perecían en la tierra de Asiria y los desterrados en la tierra de Egipto, vendrán y adorarán al Señor en el monte santo en Jerusalén» – Isaías 27:12


Más abajo, un artículo humorístico (es mejor reirse) de Guy Millière quien, dicho de paso, está realizando una labor increible a favor de Israel ; su trabajo es meritorio, defiende la verdad.


* * * * * * * * * * * * * * * * *


Barco escandinavo zarpa rumbo a Gaza

Guy Millière – 11 de agosto de 2012 – JSS News


Escandinavia pertenece a la región próspera del mundo, pero donde uno se aburre mucho. Hace más bien frío, sobre todo en invierno, lo que incita a que quieran hacer cruceros hacia regiones más soleadas. No hay actividades culturales. Prácticamente ya no hay judíos. Y los autóctonos que los expulsaron a lo largo de estos años ya no pueden insultar a los judíos, hecho en sí, muy frustrante. Los recién llegados, en mayoría musulmanes, estarían dispuestos a confraternizar en la cacería contra los judíos, pero a falta de presas disponibles, éstos hacen migas con los escandinavos que dicen que la falta de fraternización, las agresiones, es culpa de los judíos, porque si se hubieran quedado, al menos para partirles la cara, hubieran servido para algo.


Entonces, unos escandinavos tuvieron una idea : vengarse de los judíos de fuera, atacar a Israel. Y eso les hizo subir la adrenalina. Escandinavos de izquierda, pero a veces también de derecha, se pusieron a hablar mal de los judíos israelíes. Unos periódicos publicaron textos que culpaban a los judíos israelíes de todos los males de la tierra. Se iniciaron movimientos de boycott que tuvieron mucho más éxito que en el resto de los países europeos. Estos escandinavos se dieron cuenta que atacar a los judíos israelíes era una buena manera de desahogarse y que al pronunciarse a favor del « pueblo palestino », simpatizaban con los inmigrantes musulmanes ya que de ahora en adelante compartirían  un enemigo común, al judío israelí, y un amigo común, al palestino.


Desde entonces, no es nada raro verlos colaborar en operaciones en contra del « bloqueo de Gaza », contribuir con unas flotillas repletas de gente dispuesta a simpatizar con Hamas o con el djihad islámico. Organizan estas operaciones durante el verano, lo que les permite disfrutar a tope del clima mediterráneo y de poder sacar, quien sabe, la foto de una playa con un asesino de judíos, es super divertido. Las flotillas anteriores fueron un fracaso. Pero lo que cuenta para esta gente, es la intención. Dicen que quieren llevar ayuda humanitaria, pero si uno les contesta que los sirios, por ejemplo necesitarían ayuda, contestan que no pueden estar en todas partes. Podrían añadir que recriminar a unos soldados sirios no les gustaría tanto y no les aportaría la misma satisfacción (¿dónde podrían ir a cazar a los judíos en Siria ?), además atacar a soldados judíos conlleva menos riesgos que atacar a un soldado árabe, que él sí que tiene el gatillo más fácil.


El barco sale de Noruega. Lleva el nombre de Estelle. Hace escala en Suecia. Debería llegar a Gaza en otoño. A sus fletadores les gustaría cruzarse con otros barcos durante el recorrido para que les acompañaran. No se si lo conseguirán o si conseguirán llegar a la meta. Israel debería recibirlos como tiene que ser : no arriesgándose con actos violentos, no, es inútil. No hundiéndolos en alta mar, aunque es algo tentador. Sino virtiendo alquitrán y plumas para decorar el alquitrán. Así es como se recibía a algunos estafadores en el Oeste americano. Además, el alquitrán es muy favorecedor para la piel de los escandinavos,  las plumas son muy útiles para las noches de invierno en las regiones nórdicas. Incluso esto, podría ser considerado como un regalo.


Guy Millière – JSSNews


 Traducción :Esther KWIK


Print Friendly, PDF & Email