20 de junio de 2012
Pastor Gérald Fruhinsholz

¿A dónde van a parar los millones de euros que ofrecen tan generosamente Francia, Europa y el mundo al presidente Abbas, jefe de un Estado fantasma ?…  El pasado 8 de junio, un mes después de su elección, el presidente François Hollande, invitaba a Mahmud Abbas, con toda la pompa. La víspera, Laurent Fabius recibía al dirigente palestino, ofreciéndole un cheque de 10 millones de Euros, como primera entrega de las siguientes que se  realizarán en el futuro.      


Mantenimiento de los campos palestinos

Cualquiera que pase cerca de Ramalá puede cruzarse con coches relucientes que llevan matrícula “palestina”.  Y aquellos que van a bañarse al Mar Muerto pueden ver esos mismos coches “palestinos” de paquete, en el parking. ¡Sin embargo, los campos de refugiados palestinos, levantados desde 1948, siguen permaneciendo allí! La Franja de Gaza cuenta con 8 campos oficiales que albergan a 478 854 refugiados. “Cisjordania”, es decir Judea-Samaria, cuenta con 19 campos oficiales que albergan a 176 514 refugiados. En Belén, los peregrinos cristianos « manipulados », dicen estar conmocionados por ver esa miseria, a esas familias árabes encerradas en unos ghettos. Lo primero que se les viene a la cabeza es por supuesto… acusar a Israel que construyó ese muro tan siniestro alrededor de Belén. Pero como dijo un sacerdote: « Si no fuera por este muro, ustedes no podrían estar aquí “.


Israel nunca hacinó a “los 800 000 refugiados judíos “ procedentes de los países árabes, ni intentó conmover a las naciones para sacarles fondos. Desde el principio, el Estado hebreo tomó las riendas de su destino, construyendo viviendas necesarias para devolverles una dignidad a todos esos refugiados expulsados y expoliados de todos sus bienes. Ninguna organización gubernamental, ninguna ONG se encargó de esos refugiados. Israel, con la ayuda de D.ios, hizo frente a la situación para subsanar las necesidades.      

 

Fiesta de fin de curso en una escuela infantil de Gaza dirigida por terroristas del Jihad islámico. En el programa: vestimenta militar para los niños, armas de fogueo e incitación a “hacerse estallar en los autobuses”

¿Hasta cuando esa dependencia con Occidente?…

“4,8 millones de refugiados palestinos se benefician de la ayuda de la UNRWA” - organización perteneciente a la ONU y específicamente dedicada a los refugiados de la guerra de  1948 y de 1967 (dos guerras iniciadas por el mundo árabe). Existen en total unos 58 campos - en Gaza, en Jordania, en Israel, en Líbano, y en Siria. Es un caso único en el mundo: son refugiados de padre a hijo (al principio eran unas 750.000 personas). En la actualidad, mientras que los países árabes no hacen nada por ellos, es la Comunidad internacional la que paga la desidia de las naciones árabes, mucho más propensas a construir pistas de esquí en el desierto, rascacielos por doquier o hoteles de cinco estrellas en Gaza, o sino, destinar este dinero para engrosar los almacenes de misiles y de cohetes de todo tipo, con el propósito de borrar, algún día del mapa, a Israel, la nación despreciada.


Corrupción crónica de nunca acabar

Todos saben muy bien donde pasó el dinero ofrecido para la causa palestina en tiempos de Yasser Arafat: en los bancos suizos. Después de morir su marido, Suha Arafat, ex-secretaria de la OLP, se marchó con millones de dólares. Mahmud Abbas era por aquel entonces el hombre de finanzas de Arafat. Curiosamente, salió a la luz un escándalo financiero en las arcas del Fatah, en detrimento del señor Abbas, cuya fortuna asciende a unos 100 millones de dólares.  ”De tal palo, tal astilla”…


Mientras que Francia y el mundo subvencionan a un Estado fantasma, Hamas se aprovecha de esta ingenua generosidad para mandar cohetes, misiles o cualquier arma mortífera sobre Israel: desde el domingo, es todo el sur de Israel que se encuentra bajo los disparos - más de 100 cohetes han sido disparados, un portavoz de las Brigadas Ezzedine al-Qassam, la rama militar de Hamas, revindicó estos ataques.


Pongamos nuestra confianza en el Señor, el único y verdadero Guardián de Israel:

« Haré comer a tus opresores su propia carne, y como con vino dulce, con su sangre se embriagarán; y toda carne sabrá que yo, el Señor, soy tu Salvador y tu Redentor, el Poderoso de Jacob.» - Isaías 49:26

 Traducción: Esther KWIK


Print Friendly