27 de febrero de 2012
Pastor Gérald Fruhinsholz


Hace una temporada que oímos hablar de la religión Noajide (o Noajida) en relación a Noé, y de personas no-judías que se « convierten », ante un tribunal rabínico, en Ben o Bat Noa’h (hijo o hija de Noé). ¿Qué legitimidad tiene esta religión, qué frutos lleva y…¿puede un cristiano ser Ben No’ah ?


Noé fue un héroe de la fe, en obediencia perfecta a D.ios. Noé el « predicador de la justicia », fue usado para que su familia y las especies animales se salvaran de la cólera divina por medio del Arca. El primer Pacto fue sellado con Noé, y el arco iris fue su señal. D.ios salvaba a la humanidad utilizando a Noé, quiso brindarle una segunda oportunidad, y prometió no volver más a destruirla con las aguas del diluvio.

Nada en el texto bíblico, indica que se formara ningún tipo de religión, en aquella etapa de la humanidad. Todos, en el mundo, somos « hijos de Noé » – Bnei Noa’h, tanto creyentes como no creyentes, procedentes de Sem, Jam y Jafet, los tres hijos de Noé que estuvieron en el origen de las razas del mundo. Por otra parte, sabemos que la Torá fue dada a la nación judía recién nacida, varias generaciones después de Noé.

Estamos todos bajo el beneficio de la fe de Noé, y debemos ser agradecidos por la misericordia divina. Cada cual tiene el derecho de seguir los mandamientos dados a Noé y a sus hijos, según Génesis 9. Podemos resumirlos así:

1. Multiplicaos y llenad la tierra (mencionado dos veces),
2. No comáis un animal « con su sangre» (o sea un animal vivo ), porque la vida está en la sangre,
3. No seáis criminales, so pena de muerte (subyace un aspecto judicial, con la idea de jueces y de tribunales).


A esta lista escueta pero bíblica, podemos añadir por supuesto en primer lugar « el respeto a D.ios », el autor de este Pacto; esta devoción está subyacente, pero es patente entre el hombre de fe y su D.ios. Ser un hijo digno de Noé implica en efecto una relación con el D.ios de la creación que más adelante se identificaría como el D.ios de Abraham, de Isaac y de Jacob.


Como cristiano, suscribo plenamente estos principios que representan la base de cualquier sociedad, aunque las prescripciones judiciales no estuviesen explícitamente mencionadas en el tiempo de Noé. Estas « leyes » de Noé serán retomadas de hecho en las « diez Palabras » de la Torá, que a su vez serán fuente de inspiración de la declaración de los derechos humanos.


Los Bnei Noa’h en la tradición judía…

Es justo que nos hagamos la pregunta siguiente: ¿qué aportaron al mundo los bnei Noa’h desde Noé, es decir hace más de 4000 años ?… Bíblicamente, la Historia no menciona ninguna religión noajida.

Según el Talmud, existen « siete leyes noajidas », la tradición judía necesita prescribir « la creación de tribunales » lo que implica la presencia de jueces encargados de hacer cumplir estas leyes – un tribunal rabínico cumple esta función. No compartimos esta visión que se sale del marco bíblico. Esto implica que el Ben Noa’h procedente de las naciones, debe finalmente someterse a la Ley judía. Además, el Ben Noa’h no tiene un lugar propio de culto, pero debe ir preferentemente a una sinagoga, no obstante, no tiene derecho a subir hasta la Torá (leer en público el rollo de la Torá), ni tampoco puede guadar el Shabat. Al fin y al cabo, el Ben Noa’h no es ni judío ni cristiano, sino que se somete a los rabinos. ¿No es esto un sub-judaísmo ?…


El Cristianismo, una religión para las naciones

El Cristianismo que alcanzó al conjunto de las naciones, existe desde hace 2000 años. La historia de esta religión nacida del judaísmo, está lejos de haber reflejado lo que predica, como el amor de D.ios a los hombres por medio de Cristo. La influencia del paganismo y del helenismo (Java) corrompió la fe cristiana. « En nombre de Jesús » o de Dios, se cometieron las peores atrocidades. No hay disculpa por estos horribles comportamientos.

Sin embargo, existen cosas hermosas que permanecen. En parte, la vocación cristiana se cumplió: el conocimiento de la Biblia y del Dios de la Biblia fue llevada hasta los confines de la tierra. Los cristianos hicieron posible que se tradujera la Biblia a la mayoría de los idiomas de nuestro planeta. Los judíos ya la habían traducido al griego para el mundo de aquel entonces (los Setenta). Hoy en día, en el último rincón del mundo, los papúes o las tribus del Amazonas pueden leer la Biblia en su idioma… muchos mártires tuvieron que pagar el precio de dar su vida por amor a Dios, pero también en el nombre de Jesús.


Actualmente, los cristianos son los más perseguidos a causa de su fe… Hoy en día, más de 150 milliones de cristianos son perseguidos en el mundo (1). ¿Los autores de esta persecución? Los comunistas, los budistas, los islamistas… El pastor Wurmbrand, fundador de las « Iglesias mártires », vivió 14 años en las cárceles de Ceaucescu. Venían ángeles a visitarle y no se derrumbó, nunca negó el nombre de Jesús, condición previa para ser liberado. El pastor Wurmbrand nos dejó hace poco, a los 90 años.

Numerosas obras de caridad fueron creadas por organizaciones humanitarias, como con la hermana Emmanuelle o la Madre Teresa. La Cruz Roja fue creada por el protestante sionista Henri Dunant. Martín Luther King y muchos más cristianos, llenos del amor de Jesús iniciaron movimientos de liberación. Existe una huella patente y positiva para la humanidad por parte de tantos cristianos.


Personalmente, siempre antepuse el testimonio del pueblo judío a través de la Historia y denuncié el silencio culpable de la Iglesia durante la Shoah. Pero conocemos muy bien los numerosos testimonios de acciones hechas « en el nombre de Jesús » – por parte de cristianos que salvaron a familias judías, como el pastor André Trocmé y otros del mundo católico. ¿Se sabe algo acerca de los Bnei Noa’h que actuaran del mismo modo ?…


¡No, un cristiano no puede ser Ben Noa’h !

Mucho me temo que la implantación del Noajismo, sea más bien una manera de luchar contra el cristianismo, y no la de crear una religión para los no-judíos, otorgando así la posibilidad de conocer a D.ios bajo la dirección de los rabinos… sin Cristo, y sin redención. En resumidas cuentas, una religión simplificada, pero basada ¿en qué tipo de fundamento verdadero?… Un cristiano que desee ser Ben Noa’h debe renegar de su fe, y en particular negar la divinidad de Jesús quien es el fundamento de su fe.

A pesar de las atrocidades cometidas por « cristianos » que no fueron ni mucho menos el reflejo de lo que hubieran tenido que ser, sin embargo desde el seno del Cristianismo salieron halos de luz extraordinarios… y esto por la gracia de D.ios y por Su misericordia infinita, de la que Israel también puede testificar. D.ios permaneció fiel para los dos pueblos. La vocación del Cristianismo como religión para las naciones existe verdaderamente, con sus sombras y sus luces.


Testimonios judíos

Sostengo queIsrael y la Iglesia tienen vocaciones complementarias y que ambos contribuyen al Plan glorioso de D.ios para la humanidad. Tal y como lo subrayó Franz Rosenzweig en su « Estrella de la Redención », Israel es el corazón incandescente de la Estrella, mientras que los cristianos representan los rayos que alcanzan al mundo hasta sus confines. Cada cual de estos dos pueblos cometió sus errores; muy propios del ser humano en cuanto a sus defectos de infidelidad, de orgullo…, pero también en cuanto a sus cualidades de generosidad, de heroísmo y de lealtad.


El rav Ashkénazi llamado Manitou, decía esto a propósito de las relaciones del Cristianismo y del Judaísmo: «…en cuanto al cumplimiento de nuestra vocación mesiánica, somos deficientes. Hablamos de ello, pero en realidad no creemos que nuestro deber sea que se cumpla el sentido de la historia » – La Palabra y el Escrito, p 334.

Armand Abécassis declara lo siguiente: «Israel tenía el cometido de anunciar al Dios vivo al mundo, pero fueron los cristianos quienes lo cumplieron: es la Iglesia la que se encargó de hacerlo, y esta « desviación » que acabó siendo la Iglesia, cumplió uno de los aspectos primordiales del cometido de Israel. A lo largo de la historia, miles de bárbaros se asomaron a la moral del amor, de la justicia, en una palabra, a la persona humana, gracias a los cristianos » (« En verdad, os digo… »). Me hago la pregunta siguiente: que pasaría si hoy en día, los judíos miraran con otros ojos a los cristianos, no como « una desviación », sino como integrantes del Plan divino…


Como dijo el Eclesiastés, «existe un tiempo de romper… un tiempo de abrazarse – un tiempo de guerra… y un tiempo de paz » Respetémonos mutuamente, enriquezcámonos los unos de los otros, y D.ios se alegrará de ello- Su Mesías está a la puerta.




(1) Ver el artículo de Alexandre del Valle:  » Nigeria pronto christianrein » (sin cristianos).


Traducción :Esther KWIK



Print Friendly, PDF & Email