2 de diciembre de 2011
Pastor Gérald Fruhinsholz


¡Que agradable es la vida en el Néguev en invierno! Era durante una jornada de estudio organizada por « el club de Prensa «  (1), y promovido por el Ministerio de Turismo israelí para periodistas francófonos. El día fue dedicado a visitar Ramat Negev, un territorio que cubre el 30% del país, al sur de Beer-Sheva.

El Consejo regional de Ramat Negev, creado en 1954, es el mayorCentro del desierto. Investiga el mejor rendimiento para todo tipo de cultivo, mediante agua salada que existe en gran cantidad en el subsuelo (¡una reserva para 200 años!) – también se dedica a la cría de peces… Sus investigaciones son de provecho para muchos países que necesitan aprender cómo cultivar en una tierra desértica, y en particular cómo utilizar el « gota a gota », ese famoso sistema de micro riego que permitió que el desierto floreciera en Israel. El inmenso mérito que posibilitó que esta profecía se realizara, mucho más allá del Estado hebreo, se lo deben al ingeniero Simha Blass .


Raz ARBEL director de la consejería de turismo de Ramat Néguev es uno de los principales artífices del desarrollo de esta región. Pero en medio de sus 13 localidades, sólo viven unos 4000 habitantes. Una cifra que sin embargo no deja de crecer: cada año entre 30 y 60 familias eligen venir a vivir la experiencia del desierto. Raz ARBEL se siente orgulloso de ello: « Hemos conseguido que todo se pudiera combinar, economía local, agricultura, educación y turismo.

Hemos hecho que el desierto se transformara en un lugar donde se pueda vivir y un lugar acogedor« .
A pesar de un entorno hostil, los agricultores de la región consiguieron el desafío de cultivar esta tierra desértica. A fuerza de trabajo y de innovación, el sector agrario consiguió incluso ser la industria más importante de Ramat Néguev. Es el sector que más empleo crea. Raz ARBEL concluye diciendo: « Desde que hemos descubierto agua, hace unos quince años, la agricultura es nuestra mina de oro en el desierto! »

 

Restos de una iglesia en Shivta

Shivta es un emplazamiento arqueológico del desierto del Néguev en Israel, donde se encuentran los vestigios de una antigua ciudad nabatea, a medio camino entre Nitzana y Sdé Boker, a 40 km al sur oeste de Beer-Sheva. Fundada en el siglo I por los nabateos, la ciudad fue construida de manera que cada gota de agua se pudiera recuperar (de media, caen unos 86 mm de agua/año) y luego ser conducida a piscinas o a cisternas.

Los vestigios son muy importantes y cuentan con dos iglesias así como con varios depósitos y lagares para el vino. Un terremotó asoló la ciudad. La vida local dejó de existir en el siglo IX.


Be’erotayim – Este lugar, alejado de todo, es un pequeño paraíso para aquellos que buscan la tranquilidad, un lugar alejado de la civilización, sin electricidad ni portátiles de ningún tipo. Un rincón ideal para los enamorados del desierto, con paseos a camello… Situado cerca de Nitzana y de la frontera con Egipto, Be’erotayim debe su nombre a los dos pozos de Moisés y de Aarón (Be’er significa literalmente « pozo » en hebreo). Sus dos pozos y sus dos tamarindos gigantes se alimentan de capas de aguas subterráneas.

 

Está al alcance de cualquiera que quiera disfrutar las riquezas de este país- los productos de Israel son todos exquisitos – « el país de la leche y de la miel »… también hay numerosos quesos, los magníficos dátiles, las aceitunas y la gran variedad de frutas…etc, ¡y como no, el buen vino, que como buenos franceses que somos, hemos catado en Kadesh Barnea !

¿Para cuando el próximo tioul – viaje por Eretz-Israël ?..


Reconocer que Israel está a la cabeza de todos los sectores incluyendo la agricultura, es una manera de maravillarse al ver lo que este país puede aportar al mundo. Es poder ver cómo los milagros se están cumpliendo… Como decía Ben Gurión – vivía en el kibboutz Sdé Boker : « ¡Aquel que en Israel no crea en los milagros, no es realista! » Reconozcamos que Israel es una verdadera bendición para las naciones… cuando el mundo intenta que creamos lo contrario.

 

«…hasta que desde lo alto el Espíritu sea derramado sobre nosotros.
Entonces el desierto se volverá un campo fértil… El producto de la justicia será la paz, tranquilidad y seguridad perpetuas serán su fruto. Mi pueblo habitará en un lugar de paz, en moradas seguras, en serenos lugares de reposo
.» – Isaías 32 :15-18


Ramat Negev – 30 de noviembre de 2011


(1) « el Club de Prensa » en Israel, que viene organizando conferencias, salones del Libro, eventos artísticos, y también viajes por el país, está dirigido por Sara Brownstein, Yoram Bitane, y Michaël Blum.


Traducción :Esther KWIK




Print Friendly, PDF & Email